Seguidores

lunes, 26 de julio de 2010

Un pueblo con cargas

Los gobernantes vienen y van
van y vienen,
igual los líderes
vienen y van
van y vienen
y es el pueblo
quien se queda con las consecuencias
con la carga de las -buenas o malas-
de las sabias o nefastas decisiones
de quienes nos gobiernan
o dirigen ( o digieren) nuestro pueblo...

3 comentarios:

josefina dijo...

Me he pasado por tu blog y me hago seguidora.
tienes mucha razón en esta entrada.
Un abrazo

Jose dijo...

la muchedumbre es fácil convencer y contentar.

Mientras no seamos capaces de romper ese pensamiento engendrado en los políticos,y nos revelemos diciendo que no estamos contentos, y nadie por muy buenas palabras nos convencerá,seguirán jugando con el pueblo soberano.

Gracias por la visita un saludo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Menos mal, que vienen y van los gobernantes. Sólo hacía falta una condena para que se quedaran...


Saludos y un abrazo.